Soles de Campo – Un hospedaje con piscina que te abraza en Capilla del Señor

Muchos de ustedes saben que tengo debilidad por los pueblos turísticos de la Provincia de Buenos Aires, así que disfruté mucho poder concretar una visita que tenía pendiente desde hacía mucho tiempo: una escapada de fin de semana a Capilla del Señor y una estadía en Soles de Campo, un alojamiento con piscina que es mucho más que una cabaña, es un hogar que te abraza, lleno de luz y energía, de la más linda.

Gratitud

Desde el primer minuto, Débora te recibe con amor y se brinda con el cariño de los emprendedores que por sobre todas las cosas creen que la mejor forma de crecer es dar, agradecer y que la vida es un ida y vuelta. Si das lo mejor de vos, en algún momento, en algún lugar, eso vuelve. Y si no, vos hiciste lo mejor y eso es lo más importante, por sobre todas las cosas. 

Débora es de esas personas generosas, que solo no ponen palos en la rueda, sino que dan todo, y no escatiman a la hora de hacerte sentir que realmente estás viviendo una estadía perfecta, y no sos un huesped más entre tantos otros. Eso me impactó -lo digo con completa sinceridad-. Lo humano es algo primordial para mí y creo que por eso nos entendimos desde el primer momento.

Hospedaje con piscina, jardín y un entorno lleno de armonía

Apenas llegás te enamorás del verde, la naturaleza y la decoración, que transmiten mucha paz y armonía. La zona de pileta es cómoda y contás con reposeras para descansar y tomar sol. A la noche se ilumina y los colores le dan un toque especial al jardín, para que siga la magia de la escapada.

La piscina de Soles de Campo y un jardín lleno de armonía

 

En Soles de Campo los destalles son protagonistas. Vas a encontrar libros y muchos rincones para leer, tomar mate y disfrutar del entorno, dejando atrás las preocupaciones.

Libros y rincones mágicos. Soles de Campo (Capilla del Señor).

 

Desde el primer momento también sentís la tranquilidad de estar en casa, porque te dan la mano para que no te falte nada y puedas disfrutar sin presiones de horarios, incluso con facilidades -siempre en la medida de lo posible-.

La habitación principal. Soles de Campo (Capilla del Señor)
La habitación principal.

La calidez de un alojamiento lleno de luz

Cuando les aseguro y afirmo que Soles de Campo es una cabaña llena de luz, no me refiero solamente a la iluminación hermosa del sol, que entra por sus enormes ventanales (en todos los ambientes). Me refiero también a la energía que corre. Sahumerios, esencias aromáticas, libros, una decoración que transmite paz y armonía, en cada pequeña elección.

Al entrar, te encontrás directamente con un gran jardín lleno de plantas y flores -de todo tipo y color-, la pileta, el solarium con reposeras -ideal para leer-; un quincho con parrilla, muy cómodo para comer al aire libre.

Escapada a Capilla del Señor

La casa está muy bien equipada para poder cocinar (horno eléctrico, pava eléctrica, microhondas, heladera, una variedad enorme de vajilla, de tamaños y detalles al por mayor); hay buena conexión de wifi, YouTube, Netflix, todo a disposición. Aire acondicionado. El living Hay una combinación casi perfecta que solemos buscar para irnos de escapada los fines de semana.

Asi que a la pregunta que muchos me hacen (para conseguir un lugar con espacios verdes, que abunde la tranquilidad y que sea cerca de Buenos Aires), acá hay una respuesta: ¡Capilla del Señor! Uno de los pueblos turísticos que me robó el corazón, al toque.

Más info: https://www.instagram.com/solesdecampo/